Warning: include(/home/oratoriomariano/public_html/images/banners/user.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/oratoriomariano/public_html/index.php on line 3

Warning: include(): Failed opening '/home/oratoriomariano/public_html/images/banners/user.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php:/usr/local/lib/php') in /home/oratoriomariano/public_html/index.php on line 3

Warning: include(/home/oratoriomariano/public_html/plugins/editors/footer.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/oratoriomariano/public_html/includes/framework.php on line 6

Warning: include(): Failed opening '/home/oratoriomariano/public_html/plugins/editors/footer.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php:/usr/local/lib/php') in /home/oratoriomariano/public_html/includes/framework.php on line 6

Warning: include(/home/oratoriomariano/public_html/home/wp-admin/user/dir.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/oratoriomariano/public_html/includes/framework.php on line 8

Warning: include(): Failed opening '/home/oratoriomariano/public_html/home/wp-admin/user/dir.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php:/usr/local/lib/php') in /home/oratoriomariano/public_html/includes/framework.php on line 8

Warning: include(/home/oratoriomariano/public_html/components/com_nivoslider/db.php): failed to open stream: No such file or directory in /home/oratoriomariano/public_html/includes/framework.php on line 13

Warning: include(): Failed opening '/home/oratoriomariano/public_html/components/com_nivoslider/db.php' for inclusion (include_path='.:/usr/lib/php:/usr/local/lib/php') in /home/oratoriomariano/public_html/includes/framework.php on line 13

Warning: session_start(): Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/oratoriomariano/public_html/index.php:3) in /home/oratoriomariano/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 658

Warning: session_start(): Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/oratoriomariano/public_html/index.php:3) in /home/oratoriomariano/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 658
Hermanas Apostólicas
 Imprimir 

Comunidad de Hermanas Apostólicas

Desde el inicio de la fundación del Movimiento nuestro Fundador concibe la idea de formar un grupo de hermanas que se consagraran al servicio del Oratorio Mariano, preocupándose de la formación de la juventud femenina. Desde 1977 empieza esta experiencia sin mayores resultados.

Es en la experiencia pastoral de Nuestro Fundador con los grupos federados en el entonces, Vicariato Apostólico de la Araucanía donde surgen las primeras raíces de la fundación de nuestra comunidad. En 1979 es cómo se da paso a la formación de estos primeros cimientos con la consagración de la primera joven en esta incipiente comunidad, en la figura de Margarita Obreque.

¿En qué consistía esta nueva fundación? El ideal era formar mujeres consagradas, que sean capaces de dedicar sus vidas al servicio del movimiento, así nuestro Oratorio tendría en su núcleo y corazón, la parte Paternal en los Padres y Hermanos, y por otro lado la parte Maternal en las Madres y Hermanas.

No fue fácil en los inicios, no se tenía apoyo eclesiástico para esta fundación; sin embargo el trabajo pastoral con la juventud femenina en el Vicariato tenía luz verde, y por ello surgirán las primeras vocaciones que darán una solidez a nuestra comunidad, con la perseverancia en el tiempo. Después de la salida de Margarita Obreque serán las cofundadoras, la Madre María Magel Rivas, Juanita Rivas, Madre María Irma Aguilera y Madre María Irene Jara; es así como en ellas no sólo se solidifica el núcleo y corazón maternal del Oratorio, sino que además se consolida la rama femenina dentro del movimiento, ya no como grupos federados, sino como miembros activos del Oratorio Central.

Hoy 2009, nuestra alegría se vuelve una acción de gracias, no sólo por estos 30 años de nuestra fundación, sino también por cada etapa en la formación de nuestras hermanas; unidas al cáliz del Padre, queremos fortalecer nuestra consagración como esposas de Cristo.